MEJORA EN LA GESTIÓN DEL DOLOR

El dolor, que es la “Percepción sensorial localizada y subjetiva que puede ser más o menos intensa, molesta o desagradable y que se siente en una parte del cuerpo; es el resultado de una excitación o estimulación de terminaciones nerviosas sensitivas especializadas”.


Podemos clasificar el dolor en dolor neuropático o nociceptivo. El primero es causado por una alteración nerviosa y el segundo, es el captado por los receptores sensitivos encargados de percibir y transmitir el dolor. Es el dolor con el que todos estamos familiarizados. Su localización es a nivel muscular, articular o cutáneo y responde bien a analgésicos y antiinflamatorios.


Dentro de los dolores nociceptivos, vamos a distinguir tres tipos de dolor que están muy relacionados con la fisioterapia y que van a dar lugar a los tres tipos de dolor que encontramos con más frecuencia:

DOLOR IRRADIADO
El dolor irradiado es el producido por una irritación de un tronco o raíz nerviosa, el paciente nota el dolor en el territorio cuya sensibilidad recoge esta raíz o tronco, y no en el lugar en el que ésta está siendo comprimida. Es lo que denominamos rampa y podemos señalar el recorrido del dolor de manera abstracta, siendo el ejemplo más común la ciática.


DOLOR REFLEJO
El dolor reflejo es el dolor en una parte determinada del organismo causado por una lesión (primaria o inicial), que da lugar en un dolor que se produce en otra zona de nuestro cuerpo debido a una adaptación postural o hábito con el fin de disminuir el dolor primario que acaba originando un dolor secundario al que llamaríamos reflejo. Suele estar asociado a trastornos viscerales.


DOLOR REFERIDO
El dolor referido igualmente un dolor propagado, percibido a distancia de su origen. En este las vías nerviosas están indemnes y la lesión se produce en las estructuras esqueléticas. Las áreas por las que se extiende este dolor son las correspondientes a las estructuras profundas que provienen de la misma metámera, es decir, aquellas que están inervadas por los nervios que proceden de la misma raíz que la estructura lesionada.
La presión sobre un punto en este caso provoca sólo dolor local, mientras que la presión sobre la zona de origen de la lesión origina tanto dolor local como en toda la zona de dolor referido.


Marina Contreras Col. 1520

Categorías: Salud

Sinapsis Fisioterapia

Marina Contreras

1 comentario

Asunción · octubre 9, 2022 a las 8:06 am

Interesante artículo. Gracias

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *